lunes, 21 de diciembre de 2015

Aurora consurgens by: Manel Ballester



Aurora consurgens


Ángel negro

En un articulo anterior escribimos sobre Carl Jung; médico psiquiatra, psicólogo y ensayista, que entre otras estudia la ciencia hermética. Jung encontró la otra parte del manuscrito en la biblioteca de Zurich. Es esta parte la que se ha vuelto más conocida, bajo el impulso de Jung y de su discípula Marie-Louise von Franz, quien publicó una edición de la Aurora Consurgens en 1966, con un comentario sobRe el tema favorito de los jungianos: la conjunción de los opuestos. 




Aurora consurgens es un manuscrito ilustrado del siglo XV sito en Zurich Zentralbibliothek.
Contiene un tratado alquímico medieval, atribuido en el pasado a Tomás de Aquino, y actualmente a un escritor denominado "Pseudo-Aquino". Excepcionalmente para un trabajo de este tipo, el manuscrito contiene treinta y ocho finas miniaturas realizadas en acuarela.

















La simbología de la aurora en la alquimia es vasta. Representa ciertamente el nacimiento del sol y por la tanto el oro de los filósofos, pero también es en el amanecer cuando los campos se llenan de rocío, la sustancia vital en la que el espíritu celeste puede ser capturado para la obtención de la prima materia. En el rocío se dice, bajo un principio complementario, yace el fuego universal, la energía del cielo que vitaliza a la naturaleza


Aurora Consurgens (XV secolo)
















No hay comentarios:

Publicar un comentario